La comunicación en la resolución de problemas de pareja

La comunicación en la resolución de problemas de pareja

Cuando se habla de la terapia de pareja se tiene la creencia de que está separada de la terapia familiar y lo cierto es que las dos están directamente relacionadas; ya que la pareja es parte de lo que conocemos como el núcleo de la familia.

Estos conceptos están abordados de diferentes formas así como también de distintas corrientes, entre ellas se encuentran la escuela de Milán, la de Palo Alto o la de Münich todas estas dentro de la rama de la terapia familiar sistémica, en la terapia familiar nos explican también que además de estas corrientes se encuentran también las terapias desarrolladas desde distintos ámbitos como son la psicoterapeuta y la psicoeducativa; en este último caso ejercida por trabajadores sociales o educadores.

Los problemas experimentados por las personas que van a una terapia de pareja pueden ser por diversas causas y se tiene la creencia generalizada de que en todos los casos los problemas vienen derivados desde la pareja en si, y lo cierto; es que en muchos casos estos inconvenientes pueden llegar desde el núcleo familiar.

Muchas de las personas que reciben ayuda de la terapia de pareja no saben que han llegado a ese punto por un cumulo de situaciones provocadas por el estrés del día a día, el no tener tiempo o el dedicar todo el tiempo disponible a los hijos y al trabajo sin tener un momento con la pareja, evidentemente para una madre o padre sus hijos son lo más importante en la vida y también es cierto que hay que dedicarles muchas horas del día; lo mismo ocurre con la vida laboral pero la recomendación de muchos especialistas de terapia familiar es que no se puede descuidar la vida conyugal; ya que para que cambien estas situaciones es imprescindible la comunicación y el tener disposición en ambas partes.

Las parejas deben dedicar tiempo a conversar, realizar actividades, incentivarse de manera mutua, entenderse y no encerrarse en disputas inútiles y en definitiva crear un entorno colaborativo e igualitario.